Casa de la Calle Bustos Tavera, en la que entró M. Dolores Márquez.


Casa de la calle Jamerdana, donde tuvo su origen la Casa de Arrepentidas.

Plaza de San Francisco, donde vivió M. Dolores sus primeros años.

Anuncio de la primera rifa a favor de la Congregación de las Hijas de Nuestra Señora de los Dolores y San Felipe Neri, que se celebró mensualmente durante varios años, y que dio muy buenos resultados.